Mi historia con la física

A veces cuando me escribís me contáis vuestras circunstancias, la edad que tenéis, si tenéis familia o no, si trabajáis y en qué lo hacéis y, sobre todo, me explicáis el motivo por el que queréis estudiar física. También me soléis preguntar a qué me dedico o qué he estudiado y el motivo por el que yo me decidí por la física. Así que he pensado en contaros un poco mis circunstancias y, especialmente, el porqué de que me decidiera por la física.

Me voy a remontar a cuando era muy joven pero seré rápido, tampoco quiero que esto sea un rollo. Recuerdo que cuando tenía unos 10 o 12 años mi madre trabajaba en el museo de la ciencia de la ciudad donde vivo. Era un museo que me encantaba visité decenas de veces y paseé horas y horas entre los experimentos. Creo que para uno de mis cumpleaños mis padres me compraron una radio con forma de cohete espacial en la tienda del propio museo. Pensaréis: “Claro, el museo, el cohete… quiso ser astronauta.” Pues no, esto no es una película de Hollywood, siento decepcionaros pero lo que más me interesaba era la radio. Cuando era un chaval había dos profesiones que me alucinaban: locutor de radio y actor de doblaje (sí, sí, es una tontería pero me parecía brutal que hubiera una persona normal por la calle con la voz de Bruce Willis). Sin embargo, pronto descubrí los ordenadores y en el propio colegio empecé con un curso de programación de BASIC que organizaba la APA (estoy hablando de cuando tenía unos 12 años). Pero todo cambió en el instituto: no estaban mis amigos del colegio y me costó mucho adaptarme, lo pasé muy mal los primeros años. Pasé de aprobar todo sobradamente a suspenderlo casi todo. Sin embargo, por las tardes me apunté a una academia y seguí con mi programación: hice Basic, Clipper, Visual Basic y Visual C. Disfrutaba con la programación, me encantaban los ordenadores y podía pasarme horas trasteando en MS-DOS y Linux. Me acostaba pronto y me ponía la alarma para escuchar Turno de Noche y, más tarde, La Rosa de los Vientos a las 2 o 3 de la madrugada. A veces iba al instituto durmiendo 3 o 4 horas. Lo cierto es que lo único que me gustaba y me entretenía en esa época era programar y la radio.

Pasé la ESO renqueando y muy alejado del nivel que debería haber tenido, con muchas deficiencias en matemáticas, lengua, física, química… prácticamente en todo hacía aguas. Como decía antes, el instituto me afectó brutalmente y hubo unos años que lo pasé mal.

Cuando llegué a primero de bachillerato seguí con mis problemas en el estudio a los que se unieron una serie de problemas familiares que tampoco vienen al caso. Seguí estudiando y pasé, de nuevo renqueando, a segundo de bachillerato. Ahí ya fue el declive total: suspendí el curso, pero no es que me quedaran una o dos asignaturas, es que en el segundo trimestre suspendí todas las asignaturas, no me interesaba nada en absoluto. Sí, es cierto que, dentro de lo malo, las ciencias me habían empezado a interesar más y se me daba mejor las matemáticas o la física que lengua y literatura o historia, pero ni las que me interesaban las aprobé.

El verano de ese año, que me lo pasé tirado en el césped de un parque cercano jugando a las cartas con los amigos, algo cambió, no sé o no recuerdo qué fue pero hubo un cambio y el siguiente curso lo saqué de sobra. Llegó entonces la hora de pensar qué hacer con la selectividad y decidir qué quería hacer con mi vida. Por esa época estaba claro que lo que me gustaba era la informática y si hubiera hecho la selectividad habría intentado sacar nota para ingeniería informática, era a lo que me quería dedicar pero, siendo realistas, no iba a llegar a la nota necesaria y la situación familiar en la que me encontraba no era la mejor como para pensar que iba a poder estar 5 años estudiando una carrera. Así que después de meditarlo mucho me decidí por no preparar la selectividad y hacer una FP, también me interesaba la de informática pero en mi instituto había un módulo superior de electrónica. Hablé con algunos de los profesores y me convencieron, me apunté a ese módulo junto con otros dos compañeros que estaban más o menos en la misma situación que yo. Estudiar una FP ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida. Saqué muy bien el curso. Está mal que lo diga pero la saqué tan sobrado que en el segundo curso las asignaturas que se hacían en grupos las hice solo. Me encantó el módulo, disfruté estudiando, haciendo las prácticas, haciendo el proyecto, la FP incluía tanto el cacharreo de laboratorio como la programación (C y ensamblador), de verdad, me encantó. Recuerdo que cuando fui a recoger el título unos cuantos compañeros estuvimos tomando algo con algunos profesores. Uno de ellos, Pedro, un profesor magnífico que se había dedicado cuando era joven a reparar aviones del ejército, me insistió en que siguiera estudiando, que hiciera una ingeniería técnica, pero yo quería trabajar, para mí los estudios se habían acabado. Además cuando terminé el módulo e hice las prácticas obligatorias no tardé ni un mes en encontrar un trabajo. Estuve en ese trabajo durante 6 años hasta que llegó la crisis.

Tranquilos, tranquilos que ahora viene el por qué de la física. Cuando llevaba unos 2 años trabajando uno de los jefes me avisó de que iban a meter a otro compañero pero que sería algo temporal, su nombre era Daniel. Me dijeron que me iba a encargar yo de enseñarle y de estar con él al principio. El tipo tenía unos 30 años y un doctorado en física, lo que él hacía no tenía nada que ver con lo que hacíamos nosotros pero estaba esperando que salieran los resultados de una beca y esta era una oportunidad de ponerse a currar mientras tanto. Cuando cogí algo de confianza empezamos a hablar de lo que se dedicaba, de su doctorado y poco a poco empezamos a hablar de física, desde átomos a estrellas. Me recomendó libros que leí uno tras otro, desde los típicos de Hawking y Asimov a otros de historia de la ciencia. Poco a poco empecé a interesarme y a buscar blogs y páginas en internet que hablaran del tema y fue picándome la curiosidad.

Este compañero se fue de la empresa poco tiempo después y perdí el contacto con él. Así que podemos decir que fue Daniel el primero que me metió el gusanillo de la física. El trabajo continuó y allá por 2008 se me ocurrió apuntarme a la UNED pero me daba miedo hacerlo directamente porque hacía mucho que no estudiaba, recordaba lo mal que lo había pasado en el instituto, y no sabía si sería capaz. Así que me matriculé en el curso de acceso para mayores de 25 años y, tengo que decir, que lo disfruté mucho, aprendí muchísimo y conocí gente fantástica. Por motivos laborales no me examiné pero el curso lo hice prácticamente entero. En 2009 formé parte de uno de esos famosos ERES en el trabajo y fue un año complicado pero tuve suerte y en cuanto me puse a buscar trabajo lo encontré. Estuve un par de meses reparando teléfonos móviles, era un trabajo fácil, estaba a 5 minutos andando de mi casa y me pagaban razonablemente bien pero por horarios y, sinceramente, porque no me apetecía nada, dejé aparcado el tema UNED.

En diciembre de ese mismo 2009, estando yo en el gimnasio, me llamó Daniel porque su mujer, que también tenía un doctorado en física, trabajaba en una empresa y estaban buscando un técnico en electrónica. Me habló un poco del tema y no dudé ni un instante: envié un currículum, hice una entrevista y me contrataron. Junto a mí contrataron a dos doctores en física para formar un equipo de investigación: resulta que sin yo pretenderlo me había metido en el campo de la investigación.

Cámara de ultravacío (UHV)

Cámara de ultravacío

Al principio fue todo un poco desconcertante, lo primero por una política rara de compartimentos estancos que tenía la empresa, es decir, yo era técnico y no tenía por qué enterarme de lo que sabían y/o hacían los físicos más allá de lo mínimo necesario para que hiciera mi trabajo, no entraba a reuniones y hablaba en ellas por boca de mi responsable. Lógicamente esto lo que traía problemas porque tenía que hacer cosas sin saber para qué servían. Así que los primeros meses no me enteraba de nada y mi trabajo básicamente consistía en tener limpio el laboratorio, hacer un inventario, parar los aparatos por la mañana y encenderlos por la tarde (tomaban medidas por la noche) además de depurar un poco los programas de captura de datos. Como podéis imaginar fue un poco decepcionante. Sin embargo, de nuevo tuve suerte porque tuvimos que mudarnos de edificio y las máquinas que usábamos (equipos de medición, máquinas de ultravacío, bombas turbomoleculares, gases, y todo tipo de equipamiento de laboratorio como amplificadores, fuentes, osciloscopios, generadores de señal, etc.) había que desmontarlos, montarlos y ponerlos a punto en el nuevo laboratorio y me encargaron hacerlo con otro compañero técnico. Aquí empezó lo divertido: no lo pasé mejor trabajando en mi vida. Aprendí de todo y mis compañeros me enseñaron muchísimo. Lo debí hacer razonablemente bien así que en el nuevo laboratorio se me fueron encargando otras cosas: diseños de máquinas, programación de los experimentos, recogida de datos, etc. Trabajaba con los físicos e ingenieros que formaban la empresa, gente con doctorados y con dos o tres carreras con los que me encantaba hablar. Entre todos diseñábamos el experimento, yo diseñaba y delineaba las piezas, las llevaba al tornero, compraba el material, lo montaba junto con mi otro compañero del laboratorio, programaba las aplicaciones informáticas para la recogida de datos, etc. Los compañeros comenzaron a explicarme cómo era el análisis de datos, algo de Octave, y me ayudaron muchísimo con el trabajo (también tuvieron mucha paciencia, lo cual agradezco muchísimo). De verdad os digo que fue el mejor año que he tenido en un trabajo, al menos en cuanto al propio trabajo y en la relación con los compañeros.

Disfruté tantísimo de mi trabajo esos meses que me decidí a meterme en la UNED y, por supuesto, lo hice en física porque yo quería hacer lo mismo y saber lo mismo que esos compañeros con los que trabajaba. El mismo año que empecé (curso 2010-2011) dejé ese trabajo y me fui a otro que nada tenía que ver, me dio muchísima pena pero era una oportunidad que no podía desaprovechar, pese a ello quise seguir con el grado y con los años (y muchísimo esfuerzo, no lo voy a negar) he llegado a la situación actual en la que me quedan 5 o 6 asignaturas para ser físico.

Como veis, mi historia no es la típica del niño que le encantan las estrellas y quiere ser físico para estudiarlas, muy habitual entre compañeros de la UNED, por cierto. A mi la física me interesaba pero no más que otras cosas como la informática, las novelas de misterio o la radio que sigue acompañándome todos los días, sin embargo, el contacto directo con el trabajo de los físicos me hizo ver que la física son muchas cosas, muchas más que la cuántica o la astrofísica. Ya casi a punto de terminar tengo claro que si tengo un futuro en la física (que no lo tengo muy claro), está dentro de un laboratorio, es lo que me gusta, es con lo que más disfruto y con lo que me puedo pasar horas y horas sin descanso preparando un informe, analizando datos, programando la adquisición de datos, diseñando un experimento…

Y esta es mi historia, si os ha interesado, ¿por qué no dejáis la vuestra en los comentarios?

Abraham.

Anuncios

10 comentarios en “Mi historia con la física

  1. Enhorabuena Abraham, con 5-6 asignaturas el grado es tuyo. No hay nada imposible y la prueba eres tú mismo pero yo le diría a las personas que quieran estudiar física y como en tu caso llevan tiempo sin estudiar, que dediquen un año al menos a repasar las matemáticas del instituto porque si no luego es una locura: es, literalmente el doble de trabajo. Y no me refiero ya a derivar, integrar, etc si no a dominar lo básico (geometría, trigonometría, factorizar, sistemas de ecuaciones…)

    Te sigo leyendo, un saludo.

    Pd: ¿Cuál te pareció la asignatura mas difícil del grado?

    Me gusta

    • Tienes toda la razón con lo de las matemáticas. Cuando me preguntan yo siempre recomiendo que usen un libro del acceso a mayores de 25 y dediquen un tiempo a estudiarlo. Ahí tienen todo lo que van a necesitar antes de entrar en el grado, ordenado y si se compra el de la UNED se puede uno ir acostumbrando a los libros de la UNED que los irán usando durante todo el grado. Yo creo que es la mejor opción.

      Sobre lo que me preguntas de la asignatura… es difícil de decir, hay algunas que me ha costado mucho aprobarlas pero por problemas con el trabajo y cosas así. Muchas veces no es que la asignatura o el temario sea complicado si no que no les he podido dedicar tiempo o no me las he trabajado suficiente. Métodos matemáticos 2 me costó bastante (y aprobé por los pelos) porque tiene un temario muy largo, una parte muy abstracta y yo llevaba muy olvidada la parte de álgebra, mecánica teórica también me costó bastante aunque creo que al final le cogí el truco. Hay otras asignaturas que en su momento me parecieron complicadísimas pero ahora no las veo tan complejas.

      Gracias por tu comentario!

      Me gusta

  2. Un buen post sin duda! Según lo leía, que me he sentido un poco identificado con tu etapa de la ESO (como bien sabes no hace mucho que la saqué xd), salvo que la etapa de bachillerato fue sorprendentemente más aburrida. No sé ni como me la he sacado, jamás he tenido hábito de estudio y el poco que tengo la he conseguido para poder entrar a estudiar física. En la ESO, especialmente 4º, tuve una profesora de historía que me metió el bicho de la curiosidad, no hablo de la física, sino de todo. Era de historia, pero con ella me parecía interesante todo. Me despertó el gusto por la historia del arte (me encantan las esculturas o cuadros de estilo realista jejeje…), hablaba con ella de política cte (raro no?) y me hizo ser curioso por las cosas en general, hablábamos casi siempre despues de las clases, me prestaba libros suyos y yo me los leía . Vaya lo que puede hacer una profesora jajja…. Además, tuve una profesora de geología (que tambien me dió biología), tambien me marcó. Era muy cultivada, creo que no había tema del cual no tenía opinión, además estudiaba filosofía en la UNED, hablaba mucho con ella.Yo al menos tuve la suerte de que me marcasen algunos profesores, o mejor dicho, la suerte de tenerlos como profesores xDD
    Saludos de un estudiante de física a otro!

    Me gusta

    • Totalmente de acuerdo con tu comentario Moha. Siempre hay algunos profesores que te marcan. Hubo uno en el bachillerato que no recuerdo ahora cómo se llamaba pero curiosamente también daba historia. El tipo había estudiado ingeniería industrial y nos contaba que después de haber hecho la carrera se quedó insatisfecho, como si le faltara algo de conocimiento o no entendiera el mundo así que se apuntó a historia y después se sacó las oposiciones para dar clase de historia. Era un tipo un tanto peculiar pero le encantaba hablar de política en clase y había veces que no dábamos la clase sino que hablábamos de política, era la época de la guerra de Irak (con Aznar) y era un gusto ir a esas clases.

      También tuve otra profesora que fomentó mucho el hábito de leer. Yo no había leído demasiado nunca y llevaba fatal leer los libros obligatorios del instituto (el romancero, Marcabrú, etc.) me resultaba insufrible, pero un año, que suspendí lengua, nos obligó, para el examen de septiembre, leer 3 libros de los que nos iba a preguntar, recuerdo uno de ellos: La ciudad y los perros de Vargas Llosa, me gustó tanto que me puse a leer muchísimo, un libro tras otro.

      Desde luego hay profesores que marcan para bien (también los hay para mal, desde luego).

      Me gusta

  3. Hola Abraham, muchas gracias por compartir tu experiencia , y por crear el blog. Casualmente me topé con tu pagina, buscando libros para la UNED , ya que voy a empezar a estudiar un grado de Ingenieria Mecanica . Yo me matricule en el 2008 en la UMA en I:T:I: mecanica , pero compaginando con mi trabajo de mecanico de autobuses, a turnos , con lo que se me hizo muy dificil. No consegui aprobar nada, me quede con un 4.5 en Mecanica, un 4 en calculo, un 3 en algebra…. en fin , un desastre. En el 2009 me meti en la UNED , a ver si el tiempo lo aprovechaba mejor , compaginandolo con el trabajo, pero esta vez me matricule de 4 asignaturas…. tampoco nada de nada :Termodinamica me quede en un 4 .El año siguiente me matriculé de Fisica1 y Fisica 2 , y no me presente ni a los examenes.
    Asi que me cansé un poco de no poder lograr mis objetivos y aparqué el tema. En ese mismo año ,2010 me casé y comenzé un proyecto totalmente nuevo: La construccion amateur de un avión. Necesitaba algo que me motivara y esto si que lo logre, Puedes ver mi blog en Remachevolador de google. Ahora que he visto que puedo conseguir y terminar algo que empiezo, me he planteado seriamene sacarme la espina que tenia clavada, y voy a ir a por ello. Es cierto que tengo vertigo al pensar que va a ser duro, pero voy a intentarlo. Ahora tengo un niño de 6 años el cual está siguiendo los pasos nosotros sus padres, y quisiera en un futuro poder ayudarle a lograr sus objetivos, cosa que mi padre no pudo hacer conmigo.(tema largo…) Lo que veo que necesito es apuntarme al curso cero de matematicas, porque aunque me encantan, al igual que la fisica , tengo muchas lagunas .
    Lo que he podido comprobar en mis 7 años de contruccion del avión , es de la cantidad de horas que pude sacar del tiempo libre, sin desestimar el tiempo que dedicaba a la familia. Tenia una media de 3 a 4 horas todos los dias para ir al garaje y ponerme con el proyecto, gracias al trabajo a turnos y a la jornada intensiva que mi empresa me ofrece. Por cierto , tengo 34 años….

    Me gusta

    • Hola,

      Muchas gracias por tu comentario!

      Muy interesante tu historia, la verdad es que hay mucha gente que no se da cuenta de lo que es sacar 2 o 3 asignaturas estando trabajando al mismo tiempo. Volver de trabajar y ponerse a estudiar es durísimo y hay que echarle unas ganas enormes. No me extraña lo que te pasó, yo no lo suelo comentar demasiado pero también ha habido años en los que me he matriculado y no me he examinado de nada porque no he podido estudiar o porque, por temas de trabajo, me era imposible acudir al examen. Lo que cuentas es perfectamente normal.

      He estado echando un vistazo a tu blog y la verdad… espectacular, a mi me dais muchísima envidia los que tenéis esa capacidad de fabricar cosas con vuestras manos. Tengo yo que hacer un mueble a medida y llevo meses que no hago nada…

      Por otro lado tienes toda la razón en cuanto al tiempo, normalmente no nos damos cuenta la cantidad de tiempo que perdemos en tonterías que no nos aportan nada pero cuando nos ponemos a hacer algo que nos gusta sacamos el tiempo de donde haga falta. La jornada intensiva también es clave, yo he estado años a turnos y pese a los inconvenientes es la mejor opción para compatibilizar el trabajo con estudios o cualquier otra afición.

      Bueno, muchas gracias por pasarte por el blog y si te animas a matricularte en la UNED (hazlo, porque tampoco pierdes nada), muchísima suerte.

      Saludos.

      Me gusta

  4. Abraham, me siento un poco identificado con tu historia en cuanto a estar rodeado de físicos, en mi caso de astrofísicos. Tengo un amigo que es astrofísico que vive en Holanda y estoy fascinado con lo que hace. Ha salido en la revista Nature y recientemente acompañó a su jefa a Noruega a recoger el ‘nobel’ de astrofísica . Suelo preguntarle cosas además de ver todo tipo de documentales, recomiendo cosmos de Sagan.
    No me apuntaré en la UNED, al menos por ahora, pero ya me estoy leyendo el Texto, de verdad me gusta y en mi caso que no tengo tiempo voy avanzando poco a poco pero sin pausa. Debido a mi carrera de estadística me convaludarán materias de álgebra y cálculo pero asignaturas como biología, química… Me echan un poco para atrás pero no importa… Sin prisa pero sin pausa.

    Muchas gracias por tu historia Abraham

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s